¿Por qué te enamoras de quien no te corresponde?

20 08 2013

AMOR-PLATONICO

Alguna vez te has preguntado ¿por qué te enamoras de quien no te corresponde? Enamoramos de un imposible sólo es una ilusión que tiene que ver con el miedo a buscar a alguien con el que sí puedas tener una relación estable y real, señala la psicóloga Adriana Ortiz.

La especialista de la Clínica de Asistencia a Pacientes de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM) señala que los amores platónicos están relacionados con alguien alejado, por lo que no se logra establecer una relación real.

La especialista asegura que este proceso puede surgir en una etapa de la vida, como la adolescencia; sin embargo, cuando no se supera, se puede convertir en una obsesión, al grado de practicar acoso sexual, sentir depresión o posponer cosas importantes por pensar en esa persona.

Lo ideal es superar esos miedos, ya sea de forma individual a través de una introspección o con ayuda de terapia, donde se identifican las prioridades y la raíz de los temores.

¿Tu pareja te lastima?

Empero, ¿qué pasa cuando amamos a alguien que no nos corresponde y nos lastima? La psicóloga Adriana Ortiz detalla que el autoengaño y la baja autoestima son los culpables de esta situación. Es decir, “muchas veces pensamos que no nos merecemos tener a alguien mejor o un buen trato; sin embargo, si hay maltrato físico o psicológico, no es una relación sana para ti”, asegura la psicóloga.

El que tú pienses que esa persona puede cambiar con el tiempo; tuvo un mal día y por eso reacción de esa manera, o que tú provocaste la agresión, significa que tienes una falta de conciencia y para recuperarla sólo necesitas:

  • Identificar lo que te hace sentir lastimado
  • Entender que el amor es recíproco a nivel emocional, es decir, si das afecto también debes recibirlo
  • Analizar tus sentimientos de incomodidad

“Elegir una pareja depende del autoconocimiento que tengas, es decir, de la conciencia; de que establezcas bien tus prioridades en cuanto a lo que tú quieres en una relación y las sigas”, menciona Adriana Ortiz.

Recuerda que “el amor no está ligado al sufrimiento, al contrario, da bienestar, nos hace ser mejores personas, nos motiva para seguir adelante e impulsa para lograr nuestras metas, no tiene que estar relacionado con el maltrato”, concluye Adriana Ortiz.

Y tú, ¿te has enamorado de un imposible?

Anuncios




Sexo: Los hombres y sus miedos sexuales

7 01 2013

Sex Fear

No solo las mujeres tienen dudas e inquietudes. Ellos también tienen sus vueltas al momento de encarar un encuentro. Las enumeramos y te damos tips para que los puedas acompañar.

En los hombres existen situaciones psicológicas estrechamente unidas a lo sexual.

 Algunas de ellas son:

 1) Miedo a no gustar

Es un problema muy corriente entre los hombres, que se inicia mucho antes de llegar al acto sexual. El deseo de ser reconocido, “gustar” a una mujer, ser deseado por ella, forma parte del contexto interpersonal necesario a los fundamentos de la propia identidad.

2) Miedo a no saber “encarar”

 En el acercamiento a una mujer, un hombre puede tener miedo al rechazo expresado de casi infinitas maneras. Algunos temen parecer tontos o inseguros, otros, las posibles reacciones agresivas de la mujer. La necesidad de tener permanentemente ciertas garantías de éxito puede retardar mucho tiempo el mínimo acercamiento a la pareja potencial.

3) Miedo por lo que sucederá

 Cuando estos hombres llegan al acto sexual, no están relajados, sino preocupados por lo que sucederá. El resultado siempre es una intensa pérdida de la espontaneidad, una carencia de placer y, por lo tanto, un déficit seguro en la calidad de la erección, lo que confirma la premonición del paciente: “¡He fracasado!”.

4) Miedo a no tener la erección

 Muchos hombres temen ser rechazados si no tienen rápidamente una erección. Esto solo es posible –y no en todos los casos- cuando se es joven, entre los 18 y los 25 años aproximadamente. A medida que aumenta la edad, las condiciones del sistema nervioso y vascular son diferentes. Además, aumentan las exigencias en la calidad de los estímulos.

5) Miedo a “ya no rendir”

 Muchos hombres de más de 45 – 50 años desean tener la misma calidad y prontitud de reacción que 20 o 25 años atrás. El sentido común es el menos común de los sentidos para ellos. La exigencia aumenta, comienzan a aparecer temores a fracasar: se sienten “impotentes”, “acabados”, “viejos”, y comienza el círculo vicioso de rechazos – fracasos sucesivos.

6) Miedo a la “primera vez”

 La primera vez con cada mujer puede producir una fuerte inhibición cuya consecuencia puede llegar a ser la debilidad o la inexistencia de la erección. Como en todas las cosas de la vida, para poder consolidar la confianza y la seguridad, son necesarias varias experiencias positivas.

fuente: analitica.com