Cómo saber si le gustas a una mujer

23 06 2012

¿No estás seguro de que ella gusta de ti? ¿Será que si te está echando los perros?

1.  Si le gustas a una mujer cuando te mira agranda los ojos, eleva un poco las cejas y es posible que sus pupilas se dilaten. Si la observas bien, verás que cada pocos minutos o segundos, te dirige miradas rápidas de reojo, luego de un rato te sostiene la mirada, pero rápidamente baja los ojos o mira hacia un lado y nuevamente vuelve a las miradas de reojo hasta llegar a sostener la mirada por más tiempo.

2.  Si ya captaste el juego de las miradas pero aún no estás seguro, concentra tu atención en su boca y podrás notar algunos de estos gestos, se pasa la lengua distraidamente por los labios o se los muerde suavemente, lleva objetos a la boca y juguetea con ellos, por ejemplo una lapicera o algo similar.

3. Por la posición del cuerpo también puedes saber si le gustas a una mujer ya que aunque esté a varios metros se va a inclinar en dirección a ti, si cruza la pierna el pie apunta hacia tu persona, tratará de pararse o sentarse de forma que quedes en su campo visual o ella en el tuyo como una forma de contacto.

4.  Si es una mujer con la cual tienes oportunidad de compartir un mismo espacio en forma frecuente, fíjate si realiza los gestos que se describen más adelante cuando está frente a ti o son habituales en ella, si los hace sólo en tu presencia ya sabes lo que significan. Se quita un abrigo o una prenda en forma innecesaria, cruza y descruza las piernas hacia donde estás, tal vez juegue con los pies descalzándo el talón de un zapato o quitándoselo completamente.

5. Otros de los gestos característicos que hace una mujer cuando le gustas es exhibir la parte interior de las muñecas, acomodarse la ropa, jugar con el pelo dejando el cuello expuesto y tal vez desabroche un botón o varios de la parte superior de su blusa. Si la ves a diario notarás que pone más esmero en el arreglo personal, si elogias algo que lleve puesto se lo verás con frecuencia ya que tratará de agradarte.

6. Cuando le gustas a una mujer ésta sonrie y se ríe mucho en tu presencia, te mira con atención cuando hablas, se interesa en lo que dices y se aproxima físicamente todo lo posible. Si el tiempo del contacto es breve puede demorarlo haciéndote preguntas, pidiendo que le expliques algo que no entendió como forma de estirar la conversación.

7. También puede solicitarte ayuda para cualquier tontería, como excusa para tener otro encuentro o algún tipo de comunicación más personal ya sea telefóno, msn, etc.

8.  Hay algo que nunca falla, las mujeres siempre tratarán de encontrar cómplices para acercarse a ti y si ya estás cerca, los enviará a que le hagan una buena publicidad y averiguen lo que piensas de ella.

9.  Si alguna de sus amigas o amigos comienza a acercarse a ti o a alguien de tu familia o amigos ya sabes que está comenzando la estrategia de averiguación para un futuro acercamiento.

10. Te brindan toda su confianza sin conocerte mucho, te cuentan cosas de su vida que quizas a ti ni te interesen y al principio te tratan como “Amigo”, pero con muchas posibilidades de que lo que pasa esque le gustes, pero claro, para asegurarte de este punto, hay que ver señales del primero.

Anuncios




Consejos para calmar a una mujer enojada

15 04 2012

Cuando una chica está molesta, pareciera que no hay nada que pueda hacer que cambie de humor. Pero si aplicas los siguientes consejos, crearás una atmósfera de armonía y paz.

Uno de los peores escenarios con los que se puede topar cualquier hombre, es tener que lidiar con una mujer enojada, una chica molesta es sumamente difícil de manejar y controlar.

Cuando una mujer atraviesa por un episodio de ira descomunal, el hombre que está a su lado debe guardar la compostura y la calma; deberá sacar a la luz el psicólogo que guarda en su interior y así calmar la furia de esa fémina que está más que molesta por algo que el caballero hizo o porque alguien más ha perturbado su entorno.

1. Mantén la calma. Si ella está enojada, lo peor que pudiera pasar es que tú también te molestes y con ello, lo único que harás es que su molestia aumente y así no lograrán solucionar las cosas. Mantente tranquilo y trata de entablar diálogo con ella sin que te exasperes.

2. Admite tus errores. Si tú eres el responsable de que ella esté así, lo único que te queda por hacer es acercarte, admitir que te equivocaste y ofrecer disculpas. Si lo haces y dejas tu orgullo atrás, verás que tan sólo unos minutos después, las cosas habrán vuelto a su normalidad.

3. Dale tiempo. Cuando las mentes están encendidas y calientes, lo mejor será esperar a hablar para resolver el problema. Date un par de minutos para que ella se relaje y tú pienses exactamente lo que vas a decir, pues cuando uno habla con la cabeza caliente, es muy probable que sólo se empeoren las cosas.

4. Dialoguen. Lo peor que le puede pasar a una mujer en esos momentos, es que el hombre que está ahí, a su lado, no le diga nada, acto que a ella le indica que está siendo ignorada. No te quedes callado, acércate y pregúntale qué le sucede en un tono tranquilo y que le de confianza para que pueda hablarlo contigo de forma calmada; no la ahogues con tus interrogantes.

5. Estar siempre de su lado. Si de verdad quieres que las cosas se arreglen, entonces acepta si ella tiene la razón. Ponerse de su lado en este tipo de situación es lo mejor que puedes hacer para tranquilizar a una mujer sumamente alterada. Eso no quiere decir que siempre debes de ceder a sus peticiones y mucho menos cuando ella esté en una postura o actitud equivocada.

6. No te excuses. Si ella está molesta contigo por algo que hiciste, lo peor que puede pasar es que tú quieras arreglar las cosas justificándote con argumentos poco válidos o recordando cosas del pasado que no vienen al caso.

7. Escúchala. Aunque lleve horas pegando de gritos, si notas alguno de los siguientes signos: suspiros, murmullos y buscar tu mirada, ella te está diciendo a “gritos” que necesita que te acerques y que la escuches. Permite que sea sólo ella la que hable para que se desahogue y ya cuando esté en sus cabales, entonces ahora sí podrás hacerle todas las interrogantes que quieras.

8. Siempre vela a los ojos. Si ella te está contando sus problemas y tú como hombre no la miras a los ojos, lo único que harás es que su enojo se multiplique al mil por ciento, pues creerá que también estás molesto. Así que trata de sostenerle siempre la mirada, esta acción funciona como un tranquilizante.

9. Proponle ir a dar una vuelta. Aunque no lo creas, el salir a caminar a la calle o a un parque hará que la discusión baje bastante de tono. Si ella no acepta la propuesta y al contrario de lo que esperabas, el enojo aumenta, entonces tú pon tierra de por medio, sal a pasear un rato y regresa a casa a solucionar las cosas.

10. No te olvides de los límites. Hay chicas que por cualquier cosa insignificante gustan de armar un drama, un comportamiento que se vuelve frecuente, abusando de la buena voluntad de sus parejas. Si es el caso, háblalo con ella y pide que cambie de actitud. Si no lo hace, lo mejor es que pongas un límite y pienses bien si quieres seguir en esa relación.

Por: Montserrat Arqué 
Tomado de: http://de10.com.mx/13892.html

 





10 razones por las que ellos las prefieren jóvenes

26 07 2011

La espontaneidad, las nuevas experiencias, la diversión y hasta la manipulación, son aspectos que hombres mayores encuentran atractivo de una mujer joven.

Ya mucho hemos hablado del por qué a algunas mujeres les gustan los hombres maduros y el caso contrario: el por qué ellos las prefieren maduras. Pues bien, hoy tocaremos el espinoso asunto: ¿por qué ellos las prefieren jovencitas?

Y digo, será éste un tema espinoso porque sé, de inicio, que habrá muchas voces a favor y en contra. Como siempre lo digo, no estamos en la posición de juzgar, ni es ésta la función del blog, sino solamente de informar, entretener y divertir.

Así que teniendo claro esto, aquí una selección de lo que considero son los 10 puntos más importantes que dan respuesta al ¿por qué ellos las prefieren jovencitas? Señoras maduras o mujeres que cada día compran más cremas anti-edad, hagan de tripas corazón y lean este divertido, jocoso y sano post.  Mejor tomarlo con buen humor… Recuerden, no se lo tomen tan en serio… al final de cuentas, esto es sólo un blog.

1. Son tan jóvenes que se sienten mayores: puede parecer raro y confuso, pero quien ha vivido una experiencia así, lo sabe. Eso ayuda a la relación para que ella se pueda sentir de alguna manera experimentada sin serlo en realidad todavía. Pero al final resulta una mezcla extraña, que encanta a los hombres: es una jovencita que busca aprender y sentirse mayor, lo que logra poco a poco, pero sigue manteniendo actitudes y formas de ser propias de su edad.

2. Son más manipulables: verdad absoluta, aunque se lea y escuche mal. Pero ellos prefieren tener el control de la relación el mayor tiempo posible, y tal vez a ello, se debe que elijen a jovencitas de las cuáles puedan tener bajo su mando. La experiencia cuenta y en una relación mucho más. Si él viene de otras múltiples relaciones anteriores, donde por supuesto ya ha aprendido demasiado, los pondrá en práctica con ella, incluso aunque lo haga sin pensarlo, de manera automática, sin que ella se dé cuenta.

3. Porque el reloj biológico no las presiona: como ocurre con las más mayorcitas, a quienes les gustaría tener un hombre a su lado para casarse y tener hijos lo antes posible. Las jovencitas lo que menos quieren (aunque con su inexperiencia, puede ocurrir todo lo contrario)  es tener hijos o atarse a un solo hombre. Es el momento en que quieren disfrutar la vida y vivirla al máximo.

4. Porque se les puede enseñar: a ellos les encanta hacerse los maestros y sentir que lo saben todo. En materia amorosa y sexual igual y, por ello, buscan mostrar sus dones en estas artes. Les encanta enseñar y tener pupilas dispuestas a aprender…

5. Porque se les puede engañar fácilmente: en el sentido de la manipulación, de convencerlas para realizar ciertas cosas, desde el sentido sexual hasta emocional, de vida, de carrera profesional. Porque, debido a la inexperiencia de las jovencitas, pueden incluso tener otra relación aparte sin que la susodicha se dé por enterada, o por el contrario, si lo sabe, entonces la crisis podría ser menor que con una mujer más experimentada.

6. Saben disfrutar más y mejor cada instante: es una de las cualidades que los hombres mayores aprecian mucho en ellas. No se quejan tanto, viven el día a día y les gusta improvisar. Disfrutan con mucha intensidad cada momento al lado de sus hombres y, lo que para ellos puede ser vejez, ellas lo ven como interés, intelectualidad, experiencia. Eso les encanta a ellos y por supuesto les rejuvenece.

7. Sus dramas son más ligeros: los tienen como todas las mujeres, pero son menores, menos intensos y más triviales. Si ocurren, sin duda será algo que pasará pronto y serán muy fáciles de arreglar. Una crisis o una pelea grave con una mujer madura, puede ser peligrosa y más hiriente.

8. Siempre quieren diversión y conocer cosas nuevas: nunca se cansan y les gusta ir de fiesta todos los días, o al menos se agotan menos que una pareja madura, quien prefiere quedarse en casa o llevar una vida más tranquila. Ello no está mal, pero los hombres que quieren diversión siempre, prefieren también tener como compañera a alguien que los siga…

9. Hacen cosas de manera más espontánea: tienen menos prejuicios y miedos para lanzarse a la búsqueda de nuevas cosas, nuevos territorios, nuevas empresas. Ese espíritu aventurero les encanta a los hombres, sobre todo a aquellos que ya no se sienten capaces de sorprenderse por nuevas cosas, de improvisar o divertirse de manera sencilla.

10. Son inocentes y adoran sentirse protegidas: a veces pueden pasarse de ello, pero eso encanta a los hombres maduros que buscan proteger, cuidar, orientar o aconsejar. Al mismo tiempo, ellas son más ingenuas y gustan de disfrutar más de los momentos, cosa que a ellos les fascina en totalidad.

Sí, suena como la relación perfecta, pero no todo es miel sobre hojuelas. Esa ilusión que hace la combinación entre Lolita y mujer mayor, enamora a los hombres, aunque claro, no todo tiene final…

Por: Nina | 21 de Julio, 2011 | 18:30 http://de10.com.mx/11946.html




10 señales que indican que ella jamás estará contigo

17 06 2011

La vez pasar y tu mirada la sigue. Tus pensamientos fantasean con ella. Te vas de antro y la encuentras bailando con sus amigos; en eso, tu corazón palpita rápido. Ella te voltea a ver e intercambian miradas y una que otra sonrisa. Si nada extraño sucede, quizá tu noche termine con una buena compañía.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando no hay un intercambio de miradas ni sonrisas? ¡Simple! Es momento de emprender la retirada, pues ella no quiere nada y su decisión debe ser respetada, pues ella tiene la última palabra.

No te hace caso. Tratas de llamar su atención de todas las maneras posibles, le hablas de infinidad de temas, pero al final el resultado es el mismo: a ella simplemente le eres indiferente.

La plática es seca. Lograste lo que parecía imposible: decidió tener una plática contigo. Tú, orgulloso de tu logro, piensas que es el momento perfecto para revertir los errores de tu primer estrategia.

Pero… ¡Oh decepción! Durante toda la charla ella se muestra poco interesada y se la pasa mandando mensajes, o viendo hacia otro lado.

No hay contacto físico. Si cada vez que intentas acercarte a ella, ya sea para abrazarla, darle un beso en la mejilla, juguetear con su mano o acariciar su pelo, y ella sutilmente rehúye, es momento de emprender la partida.

No hay cambio de luces. La regla número uno para llegar a algo más con una chica, es que exista un intercambio de miradas. Con esto, aseguras que hay un interés por parte de ella, para llegar a otro nivel.

Sin embargo, si después de todos tus intentos ella no te mira, ¡olvídalo! No le interesas en lo más mínimo.

Ella socializa con todos menos contigo. Lograste, salir con ella, pensabas que sería una noche genial y la invitas a bailar. Sin embargo, ella te dice que si pueden ir a un antro en donde estarán sus amigos.

Tú, accedes, y ahí comienzan los problemas: ella se la pasa con sus amigos y tú, sólo con tu bebida.

No hay lenguaje corporal. Este punto no es igual al de contacto físico. Cuando una chica busca algo más, realiza una serie de insinuaciones: desde un leve jugueteo con su cabello, el constante remojar de sus labios, o simplemente al momento de hablar contigo cambia el tono de su voz.

Cuando no hay nada de eso, no quiere decir que sea el fin, pero sí tienes que buscar otra estrategia para llamar su atención.

No quiere perder tu amistad. Esta es clásica. Tienes el valor y le confiesas que quieres llagar a algo más, ella te responde: “yo te quiero, me gustas, pero no quiero perder tu amistad, así que sigamos igual”.

Eres como su hermano. Clásico, a más de uno le ha pasado esto. Si hay alguna chica que te gusta y quieres llegar a algo más, lo primero que debes hacer es acercarte a ella, demostrando tus verdaderas intenciones. De lo contrario, te convertirás en su eterno mejor amigo, casi hermano.

Te cuenta sus aventuras con otros chicos. Siguiendo con el tema del amigo, si tu estás en este punto, no hay mucho que hacer. Si le dejas de hablar, le romperás el corazón, porque ella te consideraba su amigo; pero si no, quedarás expuesto a escuchar todo lo que no quieres saber.

Pacto de amor. Sabe que quieres todo con ella, entonces hábilmente, te propone lo siguiente: si tenemos “x” cantidad de años y aún no nos casamos, podemos pasar a otro nivel. Ríndete; sino, pasarás años esperando un momento que difícilmente llegará.





6 pasos para ligar a la chica de tus sueños

20 05 2011

La chica de los sueños, aquella cuyo nombre te provoca palpitaciones. ¿Conquistarla? puede que te parezca imposible pero quizá no sea tan complicado. Querer es poder, y si no lo crees basta con ver los ejemplos que inundan las portadas de revistas. Hombres no tan favorecidos acompañados de mujeres casi perfectas. ¿Dinero? No siempre se trata de eso, algunas mujeres reconocen que el hombre perfecto es aquel capaz de hacerla sonreír, protegerla y hacerla sentir única.

Y llegar a esto no resulta tan difícil, aquí unos consejos para dejar atrás los miedos, y salir a la calle a conquistar a la chica de los sueños:

1.- Higiene: Si te dicen que el sudor conquista a las chicas créelo que están muy equivocados. Nada gusta más a una mujer que un hombre limpio y pulcro. Olvídate de las playeras rotas, los tenis con las huellas de la “cascarita”, o los pantalones que parecen tener una vida entera de uso.

Si en verdad deseas conquistar a alguien, lo menos que puedes hacer es lucir presentable. No se trata de vestir ropa de diseñador, se trata de proyectar una imagen limpia, que se vea el cuidado que tienes respecto a tu higiene personal, porque eso denota disciplina y educación.

2.- Seguridad: Desde pequeño te enseñan a imponerte como el hombre, pero a veces se les olvida decirte que no se trata de imponer tus opiniones, sino saber decir y hacer en el momento oportuno. En un partido de futbol, el delantero tiene una fracción de segundo para decidir, así también es el amor. Ser indeciso expresa las dudas, y eso no es nada bueno al momento de querer iniciar una relación.

3.- Tacto: Las mujeres y los hombres son diferentes, eso te debe quedar claro. Y no estamos hablando de los días difíciles, las chicas suelen ser muy susceptibles a molestarse por comentarios o conductas inoportunas.

Olvidar fechas importantes, revivir detalles del pasado, todo eso y más puede detonar una reacción en cadena que te puede dejar solo. Aprender a conocer a tu pareja, es el primer paso para adquirir el suficiente tacto para llevar una relación tranquila.

4.- Verbo mata carita: Ser divertido, inteligente, persuasivo, y tener un toque de impredecible, suele ser una mezcla irresistible para las mujeres. Para eso debes recurrir a la biblioteca familiar, leer los periódicos, guardar las frases románticas y los chistes, para siempre tener un detalle especial con ella, así sólo tendrá ojos para ti.

5.- Escuchar: Sabemos que es difícil escuchar a una mujer, más cuando tienes que quedar bien para conquistarla. Pero no siempre tienes que escuchar todo lo que dice, simplemente es necesario aparentar que pones atención.

Jamás desvíes la mirada o la interrumpas con comentarios fuera del tema, porque todo eso se va a la cuenta y las chicas se lo cobran con intereses, mejor haz un esfuerzo y préstale atención, sonríe mientras habla, y sutilmente vela llevando a tu terreno, por que no robándole un beso.

6.- Sé sincero: Este es el punto más importante, porque el sexto sentido femenino detecta cualquier mentira que trates de decir. Habla las cosas, trata de no ocultar nada, que sepa que te interesa y por eso quieres que sepa todo sobre ti.

No presumas lo que no tengas, evita las mentiras por quedar bien, guarda las ganas de inventar historias fantásticas para justificar tu impuntualidad, o tu amnesia para recordar alguna fecha especial. Mejor di las cosas de frente y aprende a decir perdón, que al final recibirás tu recompensa.

tomado de: amorysexo.com.mx