6 pasos para ligar a la chica de tus sueños

20 05 2011

La chica de los sueños, aquella cuyo nombre te provoca palpitaciones. ¿Conquistarla? puede que te parezca imposible pero quizá no sea tan complicado. Querer es poder, y si no lo crees basta con ver los ejemplos que inundan las portadas de revistas. Hombres no tan favorecidos acompañados de mujeres casi perfectas. ¿Dinero? No siempre se trata de eso, algunas mujeres reconocen que el hombre perfecto es aquel capaz de hacerla sonreír, protegerla y hacerla sentir única.

Y llegar a esto no resulta tan difícil, aquí unos consejos para dejar atrás los miedos, y salir a la calle a conquistar a la chica de los sueños:

1.- Higiene: Si te dicen que el sudor conquista a las chicas créelo que están muy equivocados. Nada gusta más a una mujer que un hombre limpio y pulcro. Olvídate de las playeras rotas, los tenis con las huellas de la “cascarita”, o los pantalones que parecen tener una vida entera de uso.

Si en verdad deseas conquistar a alguien, lo menos que puedes hacer es lucir presentable. No se trata de vestir ropa de diseñador, se trata de proyectar una imagen limpia, que se vea el cuidado que tienes respecto a tu higiene personal, porque eso denota disciplina y educación.

2.- Seguridad: Desde pequeño te enseñan a imponerte como el hombre, pero a veces se les olvida decirte que no se trata de imponer tus opiniones, sino saber decir y hacer en el momento oportuno. En un partido de futbol, el delantero tiene una fracción de segundo para decidir, así también es el amor. Ser indeciso expresa las dudas, y eso no es nada bueno al momento de querer iniciar una relación.

3.- Tacto: Las mujeres y los hombres son diferentes, eso te debe quedar claro. Y no estamos hablando de los días difíciles, las chicas suelen ser muy susceptibles a molestarse por comentarios o conductas inoportunas.

Olvidar fechas importantes, revivir detalles del pasado, todo eso y más puede detonar una reacción en cadena que te puede dejar solo. Aprender a conocer a tu pareja, es el primer paso para adquirir el suficiente tacto para llevar una relación tranquila.

4.- Verbo mata carita: Ser divertido, inteligente, persuasivo, y tener un toque de impredecible, suele ser una mezcla irresistible para las mujeres. Para eso debes recurrir a la biblioteca familiar, leer los periódicos, guardar las frases románticas y los chistes, para siempre tener un detalle especial con ella, así sólo tendrá ojos para ti.

5.- Escuchar: Sabemos que es difícil escuchar a una mujer, más cuando tienes que quedar bien para conquistarla. Pero no siempre tienes que escuchar todo lo que dice, simplemente es necesario aparentar que pones atención.

Jamás desvíes la mirada o la interrumpas con comentarios fuera del tema, porque todo eso se va a la cuenta y las chicas se lo cobran con intereses, mejor haz un esfuerzo y préstale atención, sonríe mientras habla, y sutilmente vela llevando a tu terreno, por que no robándole un beso.

6.- Sé sincero: Este es el punto más importante, porque el sexto sentido femenino detecta cualquier mentira que trates de decir. Habla las cosas, trata de no ocultar nada, que sepa que te interesa y por eso quieres que sepa todo sobre ti.

No presumas lo que no tengas, evita las mentiras por quedar bien, guarda las ganas de inventar historias fantásticas para justificar tu impuntualidad, o tu amnesia para recordar alguna fecha especial. Mejor di las cosas de frente y aprende a decir perdón, que al final recibirás tu recompensa.

tomado de: amorysexo.com.mx




La Dama de Shallot

24 05 2009

waterhouse-ladyofshalott

Los campesinos la tenían por una hada,, una especie de diosa de la fertilidad que con sus poderes sobrenaturales hacía florecer las cosechas.

Pero la dama estaba encantada por un maleficio que le impedía contemplar cuanto ocurría fuera de los muros de su torre. Sólo podía observar el mundo exterior a través del reflejo del espejo mágico y pasaba los días tejiendo unos tapices que representaban las escenas vislumbradas en el espejo, ya fueran los amores de los jóvenes campesinos o el paso de los caballeros del rey Arturo, que galopaban ante su torre rumbo a Camelot.

Un día pasó Lanzarote, ataviado con su armadura resplandeciente y cantando una alegre canción. La doncella, fascinada por su canto, se asomó a la ventana. Entonces vio por primera vez como se abrían las flores en el jardín y pudo admirar la figura del caballero. Al instante, el espejo se rompió y una furiosa tempestad de truenos y lluvia azotó el castillo. La dama, horrorizada, gritó: ¡La maldición ha caído sobre mí!

Subió a una barca  y se dejó arrastrar por la corriente, sabiendo que su fin estaba próximo. Iba cantando una balada, la misma que los campesinos oían en las noches de luna llena, pero esta vez resonaba con un triste acento, porque ya no era una hada poderosa sino una simple muchacha asustada.

Canto hasta que sus ojos se oscurecieron y su corazón dejo de latir. Las aguas la llevaron a Camelot, donde las damas y caballeros salieron del palacio de Arturo al ver llegar la barca con su fúnebre carga. Se preguntaron quién sería aquella hermosa doncella y Lanzarote, ignorando que él había sido la causa involuntaria de su muerte, elogió su belleza y rogó a Dios por su alma.