No fuimos novios, pero sigues siendo mi ex…

21 12 2014

Ex

Hay una diferencia entre un “ex novio” o “ex novia” y sólo un “ex”.

Un “ex-novio” es alguien con el que saliste seriamente por un período prolongado de tiempo, con el que mantuviste LA conversación y definieron lo que era la relación. Probablemente le dijiste que los amabas, pero luego terminaron, y la palabra “ex” fue puesta antes de pronunciar su antiguo título.

Pero ¿qué pasa con todos los demás? ¿Con aquel chico con el que sólo saliste un par de veces? ¿Qué pasa con la chica con la que te besabas normalmente borracho? ¿O con el chico con el que hablabas todo el día hasta que empezó a salir con alguien más? ¿Qué pasa con la chica con la que tuviste una aventura cuando estabas en México de vacaciones? ¿Qué pasa con aquel tipo con el que has coqueteado toda la vida aunque no haya pasado nada?.

Estas personas son sólo ex. Ese hombre con el que casualmente saliste durante un mes no es un ex novio, pero sí es un tipo de ex.

Algunas personas, especialmente los de diferentes generaciones, no creen que estas experiencias cuenten como “relaciones”, que carecen de intimidad, y que no deben ser considerados como un “ex” como tal. Pero el hecho de que no hayas salido oficialmente con alguien no significa que no tenías un trato íntimo con esa persona. ¿Ese tipo con el que te acostaste un montón de veces? Sabes cosas sobre él que su familia y amigos no saben, y que nunca lo harán. Tu sabes cómo se siente su cuerpo contra el tuyo y cómo es su dormitorio a las 2 am. Conoces los ruidos que hace durante el sexo y la cara que pone cuando tiene orgasmos. ¿Esa chica con la que saliste una o dos veces? Conoces su historia de vida, probablemente hayan hablado durante horas acerca de sus experiencias pasadas y lo que potencialmente quieren llegar a ser en un futuro. Puede que nunca más vuelvas a ver a estas personas, pero siguen siendo ex. La intimidad era real, simplemente no venía con ningún tipo de compromiso.

Y esa es la manera en la que nos gusta, ¿no? Somos jóvenes, sin ataduras y somos libres de hacer lo que queramos con quien queramos, así que ¿por qué no mantener la mayor cantidad posible de amores?. Me refiero a que seguramente si la persona correcta viene, entonces de todas maneras nos estableceremos con ellos. Pero hasta que no llegue ese momento, no hay nada de malo en tener suficientes ex en tu agenda hasta para poblar una ciudad pequeña.

Fuente: upsocl

Anuncios




Recuperando al amor de tu vida

26 11 2013

how-to-get-your-ex-girlfriend-back-1

Terminar una relación con tu pareja puede llegar a ser estresante y molesto al mismo tiempo. Muchas personas piensan en seguir con su vida al terminar una relación. Otras deciden volver a conquistar a su ex  y sorprendentemente lo logran. Si has tenido una ruptura y todavía tienes sentimientos afectivos por aquella persona y crees que es tu media naranja, entonces solo tienes que seguir estos sencillos consejos.

¿Realmente Lo Amas?

Antes de conseguir que regrese tu ex debes preguntarte ¿Aún estoy enamorad@? ¿Él o ella aún sigue enamorado de mi? Si la única razón por la que deseas que tu ex vuelva es para aumentar tu “ego” o para “jugarle una broma”, entonces no lo hagas. Solo vas a perder tu tiempo y esfuerzo. En vez de eso podrías conseguirte a alguien más, además estarías lastimando a tu ex y si de verdad lo quisiste, esto no debería ser algo que quisieras hacer.

Averigüe Por Qué Terminó Tu Relación

Es sabido que muchas relaciones terminan por una típica frase como “No eres tú, soy yo”, y en realidad no es ese el motivo por el cual ocurrió la ruptura. Siempre habrá una verdadera razón por la cual  terminó contigo y esa razón te toca a ti averiguarla.

Si el motivo de la ruptura lo causaste tú , el problema será mucho más fácil de resolver, pero si el problema que causó la ruptura lo provocó tu pareja, entonces va a ser un poco más difícil cambiar la mentalidad de aquella persona. Después de todo, tú puedes cambiar tu forma de ser, pero a la otra persona no se le puede cambiar tan fácilmente.

Encontrar Una Solución Al Problema

Si pudiste encontrar una o varias razones por las cuales tu relación terminó y éstas tenían algo que ver contigo, no pierdas más tiempo y comience a resolver el problema. Si se trata de algo que dijiste o hiciste, apresúrate a llamar a tu ex y pídale disculpas. Incluso si no quiere contestar su llamada, comunícate de otra forma.

Puede y que tu ex este enojado por un tiempo, pero cuando le pidas perdón, tendrá mucho tiempo para pensar sobre tu disculpa. No puede pasarse toda la vida enojado. Lo que viene después de esto no es un típico “podemos regresar”. Basta solo con pedir perdón a través de una llamada, despedirse y terminar la llamada. No trate de dar más explicaciones, solo pide una simple pero sincera disculpa, y te aseguro que más tarde tu ex te devolverá la llamada.

Sigue Con tu Vida

Un error muy grande que se llega a cometer al terminar una relación es actuar como necesitados. Ésta es una de las peores cosas que puedes hacer. Así que nunca lo intentes. Si le llamas a cada rato o le envías e-mails pidiéndole que regrese, lo único que harás es aumentar su ego y eso provocara que te ignore más.

Si ya le pediste disculpas es momento de seguir con tu vida, y esperar a que tu ex reflexione. Trata de mejorar tu aspecto físico. Un buen corte de cabello no te vendría mal, unas vacaciones con tus amigos, o bien buscar un nuevo empleo es una muy buena forma de dejar de pensar en tu ex. Y cuando ya no sientas esa obsesión por tu ex, entonces tu ex pareja empezará a prestarte más atención. Un punto importante es pedir disculpas, seguir con su vida e ignorarlo.

Jamás Trates De Darle Celos

Una de las cosas tontas que hacen las personas cuando quieren que su ex regrese es darle celos. Esto no funcionará. Lo único que provocará en tu ex va a ser enojo y le demostrarás que has cambiado tu forma de ser. Lo que tiene que hacer es vivir tu vida y esperar que cambie de opinión y te llame. Te aseguro que lo hará.

Cuando Estés Cerca De tu Ex , Actúa Normal

Cuando llegues a ver a tu ex actúa como una persona adulta. No te portes odios@, berrinchud@, groser@ o payas@, actúa con madurez. Tienes que ser amable y no olvide sonreír. Demuestra tu felicidad al verl@, pero no tan feliz como para hacerl@ sentir incómod@.

No Te Muestres Demasiado Accesible

 Si con el tiempo tu ex te invita a salir (y claro que lo hará si sigues estos consejos), no seas desesperad@ y rechaces su invitación. Debes actuar de forma agradecida, pero debe hacerle esperar un poco, para que tu ex te aprecie de nuevo, no le tiene que resultar todo tan sencillo.

 Sinceramente, el secreto para hacer que tu ex regrese es muy fácil. Basta con pedir disculpas por los errores que cometió, ser amable, cortés y; por sobre todas las cosas, seguir adelante con tu vida. Los hombres siempre encuentran más atractivas a las mujeres que actúan con inteligencia al terminar una relación, en cambio huyen de aquellas mujeres que pierden el control y hacen locuras para llamar la atención de su ex pareja.

Como verás recuperar a tu ex no es imposible. Con trabajo, esmero y aplicando las estrategias correctas puedes hacer que esa persona que se alejó regrese suplicándole otra oportunidad.

Para lograr tu objetivo debes aplicar la psicología a tu favor. Si sabes cómo piensa un hombre o una mujer y qué quiere, sabrás exactamente qué hacer para que se sienta irremediablemente atraído hacia ti.





“¡Me terminaron!” Los 10 próximos pasos a seguir para que tu vida no se acabe

26 02 2013

1. No te culpes, que de nada sirve

No importa lo que te haya dicho, una relación es de a dos y cuando alguien decide renunciar a ella no lo hace pensando solamente en la otra persona, sino también en sí mismo. Recuerda que alguien sano se comunica con respeto y habla sobre el problema para no dejar las cosas confusas y que den pie a algo más; se trata de hablar con responsabilidad, sin culpas, sólo confesiones.

2. No te adelantes a lo que pueda suceder

¡Basta! Deshazte -en la medida de lo posible- de esos pensamientos, que sólo logran sacarte canas y alimentar la incertidumbre que sentiste cuando caíste en cuenta que muy probablemente ya no hay anillo, ya no hay casa, ya no hay perro, ya no hay bebés… o por lo menos no con esta persona. Además, tus amigos están cansados de ese cuento.

Lo cierto es que así como hay parejas que superan grandes crisis, también las hay las que terminan para ya no volver y eso depende más de la alineación de los planetas que de tu voluntad. En el momento indicado sabrás a qué lado irá, no te desesperes.

Recuerda esto: “las historias y escenarios que creamos en nuestras mentes parecen tan reales, que nos hacen tener sentimientos sobre las cosas que no han sucedido aún”, según asegura Andrea Wachter, terapeuta especialista en este tema.

3. No tomes ninguna decisión importante

 No hay nada más peor que tomar una decisión desde la angustia. Olvídate de “¡Voy a renovar mi vida! Primero me cambio de carrera, luego renuncio a mi trabajo y me tomo 6 meses para mochilear en Katmandú” . Oye, no. Conserva tu vida lo más que puedas y vive un gran cambio a la vez: pasitos de bebé ¿ok?

4. Estás para ir a una terapia, no para ser el psicólogo de nadie

Segurito que te quiere escribir, que quiere saber cómo estás, te pregunta por tu vida y te cuenta de la suya ¿Y tú? Como sigues enganchad@, le respondes y tratas de que esta persona se sienta cómoda hablando contigo, tipo para no quedar como un loc@.

¡Asume tu estado! Estás herido y no la quieres ver. Te dijo que era nada más su “amiga” pero tan pronto como terminó contigo empieza a salir con alguien más. Estás en todo tu derecho de sentirte usado, molesto, herido, dolido y esa es la posición que has de tener. Así que si quieres colgar una diana en tu cuarto con una foto de esa persona y lanzarle dardos en la cara, plomo. Pero no te estés tragando el dolor cada vez que te toca responderle un mensajito, que entienda que es mejor que por lo menos durante un tiempo no se hablen y ya.

5. Mosca con los vicios adquiridos

Sí, dejas que tus amigos te sonsaquen y te atrapen antes de desmayarte de la pena en un antrp, pero cuidado con ponerte a destapar botella tras botella a solas en tu casa. El pensamiento de tu ex será como un camión que te pasa por encima, no hay necesidad de hacerse más daño uno mismo.

Cero empezar a fumar como prostituta en prisión, cero beber como Charlie Sheen y cero experimentar con cosas “más fuertes” para distraerte de tu depresión, ¡madura!.

6. No te desaparezcas del mundo

Continúa con tu vida a pesar de la ferviente (y estúpida) esperanza de que tu amorcito va a volver para arreglar eso que “nunca fue” porque ¿y si no vuelve? ¿te vas a quedar esperando en el muelle del San Blas para siempre? Por favor, no. ¡Avanza! Y si regresa, que te encuentre 10 escalones más arriba. Con la dignidad hasta el fin.

7. Tómate tu tiempo

Está bien que necesites un poco de tiempo para asimilar este cambio, aprovéchalo para dedicarte a ti y a estar contento contigo. Eso sí, los amigos en común no eran parte de la relación que terminó, no tienen por que pagar las consecuencias con tu ausencia. La relación era de dos y no debes explicaciones a nadie. Continúa cultivando amistades que valgan la pena.

8. Acepta, acepta

Aunque te parezca difícil porque la rutina cambia de la noche a la mañana, el tiempo no espera y será mejor que busques la manera más fácil de salir adelante; respirando y teniendo una actitud positiva hacia lo nuevo que te espera. Siempre es difícil, pero es más difícil quedarse. Ya terminó, es momento de darle vuelta a la página para que lo nuevo, lo más rico y lo más bello llegue más pronto que tarde.

9. Cero Rogar

Mendigar amor es de las peores cosas que puedes hacer. Esto no te devolverá la felicidad, sólo hará que se prolongue tu estado de ruptura y dolor. Es un “estira y afloja” pero cuando uno de los dos ya tomó el fallo de dejar la relación, no hay vuelta atrás, será mejor que te preocupes solamente por recuperar el amor propio.

10. No te apresures en buscar “otro clavo”

No te decimos que renuncies al amor, al contrario. Sólo no te busques a alguien sólo para superar la pérdida, para no sentirte solo. El error está en que debes estar consciente de que tú mismo te eres suficiente para ser feliz y que en la medida en que te quieras a ti los demás te van a querer. Salir corriendo a enredarte con alguien puede ser incómodo para tu ex y muy insatisfactorio para ti.





¿Un buen amante nace o se hace?

13 01 2013

amor de pareja

El orgasmo,  para muchos, es la representación del placer sexual, el límite a alcanzar; sin embargo, ¿lograr que la pareja lo consiga te hace un buen amante? Y, ¿ser un buen amante es cuestión de instinto o de aprendizaje?

 Para el sexólogo Roberto Rosenzvaig, mismo que se encuentra acreditado por la Federación Latinoamericana de Sociedades de Sexología y Educación Sexual, ser un buen amante tiene más que ver con una conducta humana aprendida que por un  don natural.

 El especialista señala, a través de su ensayo Amantes y erotismo, que entre más los seres humanos ascienden en la escala evolutiva mayor es el papel que cumple el aprendizaje en el modelado de las conductas, por lo tanto, el sexo es enseñado y aprendido, nos es una habilidad innata sino adquirida.

 En su investigación Rosenzvaig señala que  un buen amante tampoco es aquel que repite de forma automática lo que observa en cintas pornográficas, revistas eróticas o lo aprendido con otras experiencias.

 Todas las  personas son diferentes, por consiguiente no hay un guión que determine cómo ser un buen amante, pero existen claves que te pueden ayudar a serlo:

 1. Sensibilidad  y entendimiento

2.  Tener el suficiente egoísmo para demandar la satisfacción de los propios deseos y la suficiente generosidad para satisfacer los del otro.

3. Usar el propio cuerpo como un instrumento de placer, sin temor o inhibición.

4. Creatividad y buen humor.

5. Comunicación.

 Un buen amante aprende y disfruta de su pareja. Para serlo es necesario que no existan miedos ni restricciones.

 Recuerda, para conseguir el placer sexual siempre debe existir respeto y confianza.





Secretos para ser un buen amante

6 09 2012

¿Quién no ha soñado con tener todos los secretos para ser un buen amante? La mayoría de las personas quisiera contar con la información necesaria para convertirse en la compañera íntima ideal, es decir, saber a ciencia cierta cómo satisfacer a sus parejas y acabar con la rutina.

1.- Olvídate del pudor: Tanto hombres y mujeres deben estar dispuesto a probar actividades nuevas y liberarse de cualquier tabú, siempre que no afecte su integridad y ambas personas estén de acuerdo. Así que no dudes en comprar literatura erótica, disfraces o tener un poco de acción en lugares donde menos te lo imaginas.

2.- Elimina el egoísmo: Lo peor que puede hacer una persona es satisfacer su deseo antes que el de su pareja. Un buen amante trata de cuidar que su compañera experimente el mismo o un mayor nivel de placer que él.

3.- Concéntrate: Un buen amante otorga la atención necesaria para que el encuentro íntimo sea inolvidable. Olvídate del reloj y disfruta el momento sin prisas y estrés; haz que tu pareja se sienta deseada. Te darás cuenta que el erotismo estará a flor de piel.

4.- Comunícate: A las mujeres les encanta hablar y ser escuchadas; así que muestra interés en lo que te exprese. Este tipo de conversación puede propiciar un incremento en la confianza, lo que ayudará a fortalecer la relación de pareja.

5.- No te olvides del romanticismo: Un detalle como un lindo piropo o una flor pueden encender la pasión y el deseo de tu pareja. Cada día reconquista a la persona que tienes a tu lado.

6.- Incluye besos y caricias en tu relación: Con el tiempo es normal que disminuyan este tipo de demostraciones de amor o cariño; sin embargo, de ti depende que la flama del amor y el deseo continúe encendida. Recuerda que estas sencillas acciones son las que encienden los momentos de pasión en la intimidad y un buen amante trata de ponerlas en práctica a cualquier hora.

7.- Disfruta el clímax: Un buen amante es capaz de esperar a que su pareja logre un orgasmo placentero. Este secreto es vital, porque así las mujeres sienten que su pareja tiene interés por sus emociones y sensaciones.

De acuerdo con algunos estudios de la Universidad de Michigan, los hombres que se sienten cómodos con su pareja, se duermen después de tener relaciones sexuales; sin embargo, un buen amante evita esta acción, porque para las mujeres es un acto de descortesía y desinterés.

 A partir de este momento olvídate de la monotonía y conviértete en un buen amante, disfruta de cada momento con tu pareja y hazla sentir plena y feliz.





Notas sobre la codependencia

2 09 2012

“El me trata mal, me hace sufrir, pero es que yo lo amo”, “A pesar de los problemas, yo estoy con el por mis hijos”, “Es que pobrecito él. El reacciona así porque su mamá no lo entiende/no tiene trabajo/tiene problemas de dinero/cualquier otra excusa” son comentarios que todos hemos escuchado de personas que están en relaciones personales, de pareja, familiares, de amistad e incluso laborales en las que sufren profundamente pero de las que no logran alejarse.

“Es que es tonta” es el comentario general de las personas que ven de fuera el escenario y escuchan constantemente las quejas y las atrocidades que vive la persona que está en la relación.

“Dejalo” es el consejo generalizado. Pero la persona, sigue ahí porque tiene una enfermedad: es codependiente.

La codependencia es básicamente una adicción a una persona y a las relaciones que establecemos con ésta. El codependiente se caracteriza por:

  • Venir de una familia donde habían relaciones codependientes. La codependencia surge en la infancia y por tanto se convierte en la única clase de relación que el codependiente sabe establecer.
  • Olvidar sus propias necesidades y centrarse en los problemas del otro (su pareja, un familiar, un amigo, etc.)
  • Relacionarse con personas problemáticas. Sus favoritos son adictos, huérfanos emocionales y princesas o príncipes que “necesitan” ser rescatados. Rescatarlos es la única forma que conoce para crear un lazo que los una.
  • “Rescatar” controlando.  Como nadie puede controlar a un adulto y eventualmente la otra persona no responde como el codependiente espera, éste se frustra e intenta controlar todavía más.
  • Deprimirse al acumular frustración o tristeza extrema por su incapacidad de cambiar a la otra persona y/o sentirse mal físicamente por el estrés.
  • Necesitar sentirse necesitado. Esto le da una falsa sensación de que el otro nunca lo abandonará. Pretende generar esta necesidad “ayudando” constantemente.
  • Ser capaz de perdonar sin límite. Esto porque confunde la adicción que lo une al otro con un amor tan grande que todo lo puede.
  • Pensar que no hay otras personas con las que pueda establecer una relación. De aquí surge la incapacidad del codependiente de alejarse de una relación enfermiza por sí mismo, por más sufrimiento que ésta le cause.
  • Ser desconfiado, hipervigilante, perfeccionista, evitar hablar de sentimientos, tener problemas con la intimidad y comportamiento protector.

Como con toda adicción, hay solución, pero se requiere que el codependiente tome conciencia por sus propios medios de que el problema está en él y decida hacer algo para cambiar la manera en que se relaciona con los demás.

Fuente: http://www.tusexosentido.com
 




¿Le temes al Amor?

17 08 2012

¿Por qué le temes al Amor? ¿Por que huyes cuando alguien te dice que te ama?

¿Tan difícil es querer y ser querido?

Durante estos dos años que me he dedicado a estudiar el comportamiento humano y he recaído una y mil veces en la necesidad del ser humano de recibir y dar afecto.

Don Miguel Ruiz en su libro la maestría del Amor señala que los humanos estamos “enfermos”, una enfermedad psíquica que podríamos comparar con una herida en toda la piel que impide que otros nos toquen, de modo que al menor contacto es dolorosa, por lo que evitamos tocar y ser tocados.

Esta enfermedad es sin duda la falta de afecto, un bebe cuando nace no distingue entre lo bueno y lo malo, es simplemente lo que es, sin embargo a medida que crece lo “domesticamos” para que sienta cariño y sienta odio a determinadas situaciones. Es decir condicionamos nuestro afecto u amor hacia el infante, en pocas palabras lo contagiamos de esta enfermedad de la que hace referencia Don Miguel Ruiz.
Y así crecemos todos evitando que nos toquen nuestras heridas y evitando tocar las de los otros, vivimos alejados pues unos de otros, que hipocresía. Buscando los porques encontré una teoría llamada psicogenealogía desarrollada por Alejandro Jodorowsky esta teoría establece que las afectaciones físicas y psicologías del hombre tienen un origen en su árbol genealógico.¿Y qué recibimos del árbol genealogico? sino la buena o mala educación que recibimos de nuestros padres y a su vez ellos de sus padres y así secuencialmente hasta contemplar a la humanidad entera. ¿Y sí el problema radica en nuestra humanidad?, habría que estudiar los orígenes de la humanidad, pensando en humanidad inmediatamente me remito a la cultura griega, la cuna de la civilización occidental, de la que bien o mal formamos parte.

¿Y que tenia de peculiar la cultura Griega? Bueno pues los griegos eras una cultura machista, guerrera y por mucho homosexual. Una cultura donde todo radicaba y giraba entorno a los hombres. Cultura adoptada posteriormente por los romanos los cuales la difundieron a mano de hierro por toda Europa, Medio Oriente y el Norte de Africa.

Entonces encontramos una faltante primordial ¿donde queda el papel de la mujer? La mujer sinónimo de Madre, Madre sinónimo de Amor incondicional. Es decir hemos sido educado en una cultura donde el factor Amor fue dejado de lado. Una cultura que cambio el amor materno por la fuerza bruta del hombre, una cultura que gusta del amor condicionado, se fuerte y te querré, no muestres tu lado femenino y te querré. Seres humanos mutilados sentimentalmente obligados a adoptar esta postura homosexual, dura y fría para ser aceptados y queridos.

Sabiendo esto puedo afirmar que lo que nos impide Amar y ser queridos, se debe a la falta de Amor paterno sincero. El Anima y el Animus de Jung, el Ying y el Yang de las culturas orientales.

¿Cuantos de nosotros hemos llorado al lado de nuestro padre? ¿Cuantos de nosotros hemos tenido una platica intima con papá? ¿cuantos de nosotros hemos sido besado y abrazados por papá por el mero placer de ser queridos?

La respuesta para algunos tal vez será nunca, para otros algunas veces. Lo que si es seguro es que el amor paterno lo hemos recibido de manera condicionada, es decir si cumplíamos con alguna tarea, alguna buena manera, recibíamos la aprobación de papá si lo hacíamos mal recibíamos un castigo.

¿Entonces que pasa?, ¿en qué afecta el condicionamiento de afecto paterno en un niño? Lo afecta porque en la mayoría de los casos crecerá con una necesidad de afecto, recordando que el amor materno es incondicional y el paterno condicionado, es decir crecerá con un desbalance emocional.

Desbalance emocional que con en el venir de los años y el despertar sexual, se convertira sin duda en una patología de búsqueda afectiva y sexual de la faltante del amor paterno.

Una búsqueda en muchos de los casos poco fructífera, en primer lugar porque estamos buscando una faltante afectiva con la cual nunca hemos tenido contacto, lo que es similar a encontrar una aguja en un pajar. Una búsqueda a ciegas.

Por ello el amor nos da tanto miedo y actuamos con tanto recelo, ya que todos llevamos un vacío que queremos completar antes de poder dar. Vacío por el cual en coacciones pagamos más de lo que hemos llegado a recibir. Lo que nos vuelve más precavidos cada vez que interactuamos con otro ser ante su demanda afectiva.

¿Pero que cansado es esto es que acaso existe una solución? Muchas filosofías, terapias y religiones dan solución a esta problemática. La frase que mejor explica esto seria “Conócete a ti mismo”. Es decir habrá que realizar todo un examen personal interno para identificar las faltantes emocionales e irlas llenando a través de experiencias sanadoras, ya sea a través de terapia, de rezos o de la meditación. La frase “todo lo que necesitas esta en ti” cobra sentido a través del alumbramiento de nuestras necesidades y la autosanación. Lo que sin duda nos dará la fuerza y la pauta para Amar incondicionalmente al proemio sin pedir nada a cambio.

– Por: Angel Olague, 17 de Junio 2012