Consejos para liberarte de la dependencia afectiva

17 08 2012

Nadie debe “amar hasta la médula”. A pesar de que los boleros, el cine y la literatura hayan sublimado los amores contrariados y las relaciones imposibles, el amor es otra cosa: un sentimiento placentero que debe disfrutarse en lugar de padecerse. Cuando este sentimiento se transforma en fuente de insatisfacción permanente y no se puede superar, es probable que haya dependencia afectiva.

Se trata de un círculo vicioso

La dependencia afectiva es, según Lorraine Ladish, autora del libro Aprender a querer, una obsesión por la que “dejamos de cuidarnos, perdemos el sueño y el apetito y hasta la noción de nosotros mismos, pudiendo llegar a conductas autodestructivas”.

Desde el punto de vista psicológico y afectivo, se trata de un círculo vicioso que funciona de la siguiente manera: el déficit de autoestima lleva al miedo a establecer una relación equilibrada y la elección equivocada confirma la carencia de autoestima.

En el fondo, según la escritora, una persona poco madura en lo afectivo se dice: “Necesito que me amen, pero como no soy digno de ello, busco a quien no tenga más remedio que rechazarme”. Y agrega: “Así, vive centrada en el otro, y su ánimo baja y sube en función de lo que éste haga o diga. Y es que ser fuerte e independiente a veces da mucho miedo”.

Cómo desengancharse de una relación.

Precisamente porque no es fácil desenganchase, es preciso buscar ayuda profesional. La psicóloga española Lola Fernández-Villa ofrece algunos consejos a quienes suelen tener una predisposición a volver a meterse en otra desventura.

1. Amarse a uno mismo, al menos tanto como amamos a la pareja.

2. Saber expresar los propios sentimientos y escuchar los del otro.

3. Conocernos y aceptarnos con nuestras virtudes y defectos, y conocer y aceptar al otro como es, sin pretender cambiarlo.

4. Disfrutar de la soledad como encuentro con uno mismo y respetar los deseos de soledad de la pareja.

5. Mantener relaciones sociales y comprender que el otro tiene las propias.

6. Tener un proyecto de vida personal, realizarlo y respetar el proyecto del otro.

Pero sobre todo, saber que el “enganche” es insano, mientras el amor purifica y nos hace mejores.





Técnicas masculinas para alcanzar varios orgasmos

1 05 2012

La gran mayoría de los hombres siempre hemos considerado que llevamos una cierta desventaja con respecto a las mujeres a hora de tener sexo. Esto se debe a que ellas gozan del don del multi orgasmo, prerrogativa que todos los hombres quisiéramos ostentar. Si esto fuera posible, probablemente muchos hombres no saldrían de su casa los fines de semana y se afanarían en largas sesiones sexuales, su autoestima se dispararía por las nubes y, por supuesto, ellas tendrían algo menos de que quejarse. Pero no todo parece estar oleado y sacramentado pues se viene estudiando de cerca esta diferencia entre los orgasmos masculinos y femeninos y todo parece apuntar que el hombre puede llegar a estar tan capacitado como la mujer para alcanzar la panacea del multi orgasmo.

En efecto, parece que todo esta reducido a un replanteamiento de lo que es en verdad el orgasmo en el hombre y, sobre todo, entenderlo como un proceso independiente de la eyaculación y, además, perfectamente divisible de esta. No. No es que sea un juego de palabras, sino que el entendimiento de este concepto, deriva en el descubrimiento de técnicas para poner en práctica lo que se teoriza. Digamos que la eyaculación del hombre es una liberación de energía tan grande que nos deja fuera de combate por varios minutos en los que muy probablemente nos quedemos dormidos, salvo que nuestra pareja sea de estreno. Por lo tanto, el meollo del asunto, pasa por evitar o, mejor dicho, retardar la eyaculación lo más que se pueda o tanto tiempo como queremos disfrutar del acto sexual pero sin dejar de experimentar el orgasmo. Suena complicado, más si aún tenemos arraigado el concepto de orgasmo = eyaculación. Pero echemos una mirada más detallada al asunto.

Para comenzar, los expertos en el tema (sexólogos) también están divididos. Están los que catalogan el orgasmo como el resultado de una serie de sensaciones previas y que encuentran su punto más álgido en la eyaculación y otra gran parte de estos expertos tienen claro que los orgasmos son procesos independientes de la eyaculación. Nosotros debemos enfocarnos en el segundo bloque de pensamiento porque si seguimos a los del primer bloque, estamos perdidos. Las nuevas visiones apuntan a que podemos ser capaces de tener un 100% de control sobre la eyaculación y por tanto, podemos separarla de nuestros orgasmos –noten que ya empecé a hablar en plural-.

Para esto es básico echar mano de una serie de técnicas que van desde el plano físico hasta el plano mental. Vamos primero con el plano físico. Aquí lo que se recomienda primeramente es aprender a controlar la respiración de manera rítmica. Para practicar esto debemos inspirar y expirar de manera perfectamente consciente y retener el oxígeno en la parte superior del movimiento y aguantar unos minutos sin oxígeno en la parte inferior del movimiento. También ayuda en este ejercicio, visualizar el sorbo de aire como si fuera un ascensor que sube y baja por el tórax y detenernos en varios “pisos” antes de repetir el proceso general. Esto nos dará gran control sobre la respiración para posteriormente aplicarlo durante el acto sexual.

Otro buen ejercicio físico son los llamados Ejercicios de Kegel. Estos ejercicios consisten en lograr tener control voluntario sobre el músculo pubocoxígeo, conocido comúnmente como músculo PC. Este músculo es el encargado de expulsar la orina de la vejiga por lo tanto, una manera de ejercitarlo directamente es durante este proceso. El ejercicio básico consiste en interrumpir la orina por un instante antes de reanudar el proceso e ir aumentando gradualmente las pausas que se hagan. Esto podemos hacerlo por las mañanas al ir al baño y en otros momentos del día podemos hacer ejercicios de contracción sin necesidad de acudir al baño. Estos ejercicios de contracción del músculo PC, debemos hacerlo por intervalos de 5 segundos e irlos aumentando progresivamente hasta llegar a una contracción de 10 segundos. Debemos hacer estos ejercicios de manera inter diaria y no hacerlos más de 10 veces por día para evitar una fatiga excesiva d este músculo. Lo que queremos es educarlo, no extenuarlo. Una vez que hayamos dominado ambos ejercicios, es tiempo de combinarlos. Respiraciones acompañadas de contracciones. Por último, dentro de la esfera mental, los ejercicios están orientados hacia la concentración. Aquí cerraremos los ojos y respiraremos lo más lentamente que podamos al tiempo que iremos visualizándonos a nosotros mismos haciendo el acto sexual, de esta forma, llegado el momento, podremos también combinar ambas técnicas y concatenarlas con las técnicas físicas.

Nuestro objetivo final debe ser alcanzado de manera gradual. En cada acto sexual que realicemos debemos aplicar estas técnicas en conjunto hasta lograr acercarnos lo más posible al momento mismo de la eyaculación. No debemos frustrarnos si se nos pasa ”el punto” y eyaculamos, pues el grado de maestría no se alcanza así nomás y aun los que tienen la técnica dominada pueden fallar en alguna ocasión. Aquí el asunto es practicar para alcanzar el mayor grado de control posible sobre la eyaculación y saber distinguir los orgasmos de ésta al ser capaz de sentirlos independientemente de la expulsión del semen. Por supuesto que en algún momento debemos eyacular, pero previamente habremos disfrutado de tres, cuatro o más orgasmos. Recordar en todo momento que el orgasmo mismo del hombre se da segundos antes de la eyaculación y que más bien ésta se encarga de poner fin al orgasmo. Hay algunos que proponen la idea de no eyacular y conservar esa tremenda energía para utilizarla en beneficio de nuestro propio cuerpo en la forma de energía curativa. Pero eso ya pertenece a campos místicos y espirituales de los que nos ocuparemos en otra entrada.





Consejos para calmar a una mujer enojada

15 04 2012

Cuando una chica está molesta, pareciera que no hay nada que pueda hacer que cambie de humor. Pero si aplicas los siguientes consejos, crearás una atmósfera de armonía y paz.

Uno de los peores escenarios con los que se puede topar cualquier hombre, es tener que lidiar con una mujer enojada, una chica molesta es sumamente difícil de manejar y controlar.

Cuando una mujer atraviesa por un episodio de ira descomunal, el hombre que está a su lado debe guardar la compostura y la calma; deberá sacar a la luz el psicólogo que guarda en su interior y así calmar la furia de esa fémina que está más que molesta por algo que el caballero hizo o porque alguien más ha perturbado su entorno.

1. Mantén la calma. Si ella está enojada, lo peor que pudiera pasar es que tú también te molestes y con ello, lo único que harás es que su molestia aumente y así no lograrán solucionar las cosas. Mantente tranquilo y trata de entablar diálogo con ella sin que te exasperes.

2. Admite tus errores. Si tú eres el responsable de que ella esté así, lo único que te queda por hacer es acercarte, admitir que te equivocaste y ofrecer disculpas. Si lo haces y dejas tu orgullo atrás, verás que tan sólo unos minutos después, las cosas habrán vuelto a su normalidad.

3. Dale tiempo. Cuando las mentes están encendidas y calientes, lo mejor será esperar a hablar para resolver el problema. Date un par de minutos para que ella se relaje y tú pienses exactamente lo que vas a decir, pues cuando uno habla con la cabeza caliente, es muy probable que sólo se empeoren las cosas.

4. Dialoguen. Lo peor que le puede pasar a una mujer en esos momentos, es que el hombre que está ahí, a su lado, no le diga nada, acto que a ella le indica que está siendo ignorada. No te quedes callado, acércate y pregúntale qué le sucede en un tono tranquilo y que le de confianza para que pueda hablarlo contigo de forma calmada; no la ahogues con tus interrogantes.

5. Estar siempre de su lado. Si de verdad quieres que las cosas se arreglen, entonces acepta si ella tiene la razón. Ponerse de su lado en este tipo de situación es lo mejor que puedes hacer para tranquilizar a una mujer sumamente alterada. Eso no quiere decir que siempre debes de ceder a sus peticiones y mucho menos cuando ella esté en una postura o actitud equivocada.

6. No te excuses. Si ella está molesta contigo por algo que hiciste, lo peor que puede pasar es que tú quieras arreglar las cosas justificándote con argumentos poco válidos o recordando cosas del pasado que no vienen al caso.

7. Escúchala. Aunque lleve horas pegando de gritos, si notas alguno de los siguientes signos: suspiros, murmullos y buscar tu mirada, ella te está diciendo a “gritos” que necesita que te acerques y que la escuches. Permite que sea sólo ella la que hable para que se desahogue y ya cuando esté en sus cabales, entonces ahora sí podrás hacerle todas las interrogantes que quieras.

8. Siempre vela a los ojos. Si ella te está contando sus problemas y tú como hombre no la miras a los ojos, lo único que harás es que su enojo se multiplique al mil por ciento, pues creerá que también estás molesto. Así que trata de sostenerle siempre la mirada, esta acción funciona como un tranquilizante.

9. Proponle ir a dar una vuelta. Aunque no lo creas, el salir a caminar a la calle o a un parque hará que la discusión baje bastante de tono. Si ella no acepta la propuesta y al contrario de lo que esperabas, el enojo aumenta, entonces tú pon tierra de por medio, sal a pasear un rato y regresa a casa a solucionar las cosas.

10. No te olvides de los límites. Hay chicas que por cualquier cosa insignificante gustan de armar un drama, un comportamiento que se vuelve frecuente, abusando de la buena voluntad de sus parejas. Si es el caso, háblalo con ella y pide que cambie de actitud. Si no lo hace, lo mejor es que pongas un límite y pienses bien si quieres seguir en esa relación.

Por: Montserrat Arqué 
Tomado de: http://de10.com.mx/13892.html

 





¿Quieres que tu novia esté a tus pies?

14 03 2012

1. TEN SEXO CON ELLA. Aprovecha cada oportunidad, en el carro, en la casa, en la universidad, en donde sea. Que se de cuenta que la deseas sólo a ella y que no puedes vivir sin tenerla.

2. ¿SEXY TWEETS? No respondas tweets de mujeres con avatares como los de la chica de la foto, recuerda que sólo por hacerlo podrías salir jodido y piensa ¿Qué pasaría si ella le twitea a uno como Leo Dicaprio?

3. Coloca en Facebook que estas en una relación con ella. Sí, su nombre, apellido y foto deben salir en tu home, deja que marque territorio.

4. Recuerda avisarle a todas las chicas con las que has estado tanto sexualmente, emocionalmente, ó ambas, que tienes novia. Recuerda: un mensaje picante a las 2:00 a.m. no es nada saludable para la mente de tu pareja.

5. Que tu MSN, Skype o cualquier red social de comunicacion directa tenga una buena clave, y mucho más importante que no inicie sesión automaticamente, nadie sabe quien te pueda hablar y ella pueda ver.

6. En las fiestas si vas a relacionarte con una chica procura que no te vean, si bailas con otra que no sea muy pegado y nunca le sirvas/invites un trago a una desconocida.

7. Las mujeres son muchos mas instintivas que nosotros, ellas saben inmediatamente cuando has tenido algo con alguien, no lo niegues acéptalo y trata de reducir el contacto con esa persona al mínimo.

8. Todos los días recuerdale con algún detalle, bien sea palabras, regalos o atenciones, que es la persona más especial en tu vida.

9. Muy importante darle un susto de vez en cuando, la incertidumbre de perderte la mantendrá a tu lado, pero no te pases de la raya, que así como en el segundo tip ella podría adelantarse y asustarte a ti.

10. La más importante de todas: NO LA ENGAÑES. A la primera que lo hagas te van a descubrir, las mujeres huelen el engaño, más que un perro de aduana las drogas de contrabando. Las relaciones no son fáciles pero si sigues estos tips, hay más probabilidades de que tu chica no te de la espalda, y puedas dormir tranquilo en las noches.

Tomado de:
http://www.nomassustos.com




Amigos con el sexo opuesto, ¿es realmente posible? / versión ÉL

21 10 2011

No. En esas dos letras puedo resumir la respuesta a esta interrogante que ojalá no esté atormentándote el alma. Ahora que si quieres adentrarte en mis argumentos, te doy la bienvenida al resto del texto.

Insisto: no pueden ser amigos.

Primer caso: ‘a él le gusta ella’.

En esa situación él está enamorado, o siente al menos una atracción física por ella, pero ella al notarlo, y no corresponderle de igual manera, le pone un ‘de aquí no pasas’ usando la irritante, nada original pero muy usada frase: “yo a ti te veo sólo como amigo”. ¡Ay dolor! Entonces él, en lo que se recupera del golpe, se lava el cerebro con los mejores quitamanchas y blanqueadores, hasta conseguir un autoengaño de buena calidad para decir que sí, sí pueden ser amigos. Pero naaaaaaaaaaaaaaaaaah, él se hace loco solito, en el fondo lo que quiere es estar cerca y tener una oportunidad, conquistarla poco a poco. Bueno, sigámosle la corriente y démosle nuestro voto de confianza a su autoengaño.

¿Qué pasa entonces? Pues que el trato constante, los momentos compartidos, tanta sonrisa, el cabello hermoso de ella, su voz, su aroma, la cercanía… y ¡aquí va él de nuevo!, el hombre siente ese impulso eléctrico que alborota sus hormonas y termina confesando que no puede ser sólo un amigo. Ella fingirá sorpresa, como si no hubiera visto venir esta reacción, y lo mandará de nuevo a las ligas de la amistad, con esa odiosa frase común arriba mencionada. Lo que sigue entonces: a)se distancian en todo sentido; b) él vuelve a usar los quitamanchas en el cerebro y lo intenta de nuevo, para fracasar una y otra vez, hasta que se canse, o c) él desiste porque encontró su verdadera media naranja en otra persona y se convierte en una fruta que consigue lo que quería (que no necesariamente termina siendo lo que más le conviene). En el primer caso jamás existió una amistad.

Caso dos: ‘a él no le gusta ella… al principio’.

El destino hizo que se encontraran, se conocieron y coincidieron en muchas cosas. Él ni por asomo pensó en ella como mujer, sino como una amiga con quien hay mucho en común, es tan divertido estar juntos, pero… pues como que es muy agradable estar con ella. Siempre está allí, se puede comentar de todo, qué grande es la amistad… pero ¡hey!, ahora que la mira bien, no es nada fea, qué linda sonrisa tiene, y la manera como mastica las nueces de castilla es tan tierna, qué bonito pronuncia la palabra “triglicéridos”, es tan simpática. Así que de repente él empieza a tener cierto tipo de sueños en los que naufraga agradablemente, él comienza a engendrar pensamientos del mismo calibre. Sin pensarlo sucede el beso inesperado y agradable, y descubre que existe la magia del enamoramiento. Cupido no andaba muerto, estaba de parranda. Él expresa su declaración de amor, justificándola diciendo, “la paso tan bien contigo, eres tan bonita y pues yo no soy de palo” (mientras en algún rincón del mundo Pinocho llora desconsolado y grita “qué mentira, yo sí tengo sentimientos”). Y después una de tres: a) otra amistad que se va al cementerio de las cosas fallidas (donde también están el Titanic y el Hindenburg) y la relación se vuelve un ejemplo real de la distancia gélida; b) se convierten en una pareja romántica con buenas probabilidades de éxito o, c) se separan diplomáticamente porque ella sólo lo ve como un amigo (¡ayyyy!, de nuevo). En este caso hubo amistad efímera, no lo suficientemente duradera como para que sea recordada en los anales de las amistades inmortales y sinceras. En otras palabras, la amistad se pierde, antes de que se haya convertido en un árbol con fuertes raíces.

Bonus

Como premio a la paciencia de la persona que ha llegado hasta aquí diré que sí, hay un par de casos en los que sí puede haber amistad entre un hombre y una mujer. El primero es cuando él considera a la mujer una especie de cuasimodo sin campanario, fea con ‘F de foco fundido’ (me sé otra relación de la fealdad y la letra “f” que menciona frailes franciscanos franceses y fruncimientos, pero como esto lo puede llegar a leer un menor de edad mejor me censuro con mesura), cuando para él ella es alguien que se puede ganar la vida legalmente espantando niños sin nada más que mostrarse tal como la naturaleza tuvo a mal crearla. Entonces cuando él no siente ni remotamente, ni de manera potencial, un asomo miope de atracción, sí es posible la amistad. Porque entonces las hormonas estarán dormidas, constantemente aletargadas,  sin que exista nada que las despierte. En este caso él sólo ve realmente el corazón de la mujer, y no la mira como mujer. Porque ya quisiera ver a una de esas personas que ponderan a los cuatro vientos que ‘la belleza es interna’ besar, tener una relación sentimental o casarse con alguien cuyo físico les produce honesta repugnancia, aunque la persona considerada fea tenga buen corazón. (Nota: recuérdese por favor que la belleza es tan relativa como el tiempo). El otro caso en que sí puede haber amistad entre un hombre y una mujer, es cuando el individuo con características biológicas masculinas es gay.

Moraleja: las hormonas masculinas no son dignas de confianza en eso de la amistad con las mujeres cuando existe aunque sea un miligramo de atracción.

Por Mauricio




Andróginos: ¿la revolución del tercer sexo o solo una moda?

17 10 2011

¿Es un fenómeno puntual o una revolución sexual? La pregunta está dando la vuelta al mundo y nació junto con los modelos andróginos, hombre y mujeres que juegan tanto con su apariencia en las pasarelas, que muchas veces no sabemos si estamos frente a alguien de sexo femenino o masculino.El caso más emblemático en el mundo es el de Andrej Pejic, este top model que se pasea por las pasarelas más famosas del vestido, peinado y con una total apariencia femenina y convenciendo a quienes lo ve, de que se está frente a una verdadera mujer.Jean Paul Gaultier dijo que la belleza del modelo Pejic no es de este mundo y se le podría dar la razón si se piensa en la fascinación que ejerce su rareza de género entre los grandes diseñadores. Y él juega con este rol y ha asegurado incluso, que está dispuesto a implantarse pechos, con tal de desfilar para Victoria’s Secret.

La ambigüedad se ha convertido en una constante en la moda; pero no solo en la forma de vestir (ellos con falda; ellas, muy masculinas), sino también en el físico de los chicos y chicas que se dedican a la profesión de modelo. Estos jóvenes con rasgos andróginos se han convertido en una “tendencia” que invade las pasarelas y las páginas de las revistas.¿Significan estas señales que ha llegado una suerte de «hora trans»? ¿O sólo estamos frente a un fenómeno que se da en las pasarelas, pero que sería imposible presentarla en otro lugar?Aun cuando parezca una moda, la verdad es que la androginia existe desde hace muchas décadas y tiene que ver con una manifestación psicológica de las personas que optan por esta alternativa, más allá de lo que aparece en las pasarelas.

Hoy sin embargo, es un tema un poco más expuesto, pero el término andrógino tiene muchos años de existencia. Así lo explicó la sicóloga de Clínica Vespucio Jessica Piña, quien aborda el tema y cuenta de qué trata y cómo puede ser incluso más común de lo que se piensa, siendo sólo hoy más aceptado por la sociedad, aunque igualmente rechazado por muchas personas.

“La androginia en la sociedad occidental es como una alternativa que de alguna manera está percibida como un tercer sexo”, explica la psicóloga chilena de la clínica Vespucio, Jessica Piña. “Por ejemplo, si tú como persona andrógina, eres mujer con todas tus características femeninas, pero con ciertas características masculinas, éstas te permiten apuntar a ambos sexos, para poder adecuarte a la interacción y comprensión con ambos sexos de igual manera”.

En su opinión, “es súper complicado desde la perspectiva de quienes no la practican y no están cercano al tema, ya que resulta un poco confuso, porque tú eres hombre o eres mujer o si no eres homosexual, pero esto no tiene nada que ver con la sexualidad”.

Explica además que, aunque no tenga que ver con la tendencia sexual de la persona en cuestión, tampoco se trata solo de moda o de apariencia, ya que tiene características psicológicas también. “Los conceptos de masculinidad y femineidad son muy atractivos para la sociedad y es lo que nos determina. Lo que hace andrógino a una persona es lo que la determina y tiene características emocionales que permiten generar un nivel neutro de estilos. En el fondo, lo que hace la androginia es mostrarte en tu faceta masculina y femenina al mismo tiempo”.

Hoy, en las pasarelas hay muchas mujeres mostrando el lado masculino. La nariz aguileña de Karolina Kurkova contrasta por ejemplo con el modelo de belleza de los noventa, Claudia Schiffer, que es pequeña y respingada. Otras maniquís que se inscriben en la ambigüedad física son Madeleine Hjört, Hannelore Knuts, Malgosia Bela y May Anderson. Aunque, sin duda, la que mejor encarna esta tendencia es Eleonora Bosé y claro, entre los hombres, el más nombrado y favorito de los modistos Andrej Pejic.





Amigos con Derecho

15 09 2011

LOS PRINCIPES AZULES, LOS NOVIOS EMPALAGOSOS Y LOS ESPOSOS CONVENCIONALES SON HISTORIA, LAS PUERTAS DE NUESTRAS CAMAS ESTAN ABIERTAS PARA LOS AMIGOS SEXUALES. DESCUBRE POR QUE RESULTAN TAN FUNCIONALES EN LA ERA EN QUE ‘HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE’ SUENA A DEMASIADO.

En cuestión de relaciones se han movido las fichas. Tener una pareja estable es cuestion de ‘talacha’. Hay que invertir tiempo, juicios y emociones y hoy en día, por distintas razones, algunas mujeres no desean hacerlo. El efecto es positivo si se toma en cuenta que las mujeres están apostando a otro tipo de interación. Ya  es hora de quitarle el tabu y la etiqueta de golfas a las mujeres que invierten su energía y tiempo en tener una sexualidad activa, y que además están dispuestas a tomar desciciones sobre ellas mismas, su cuerpo y su placer, sin tener que depender de una relación estable.

La vida moderna cambió costumbres y sembró cierta semilla que muchas mujeres han cosechado: El propio espacio.

Por lo tanto los amigos con derecho han llegado a ser más útiles para las mujeres. Unas recurren a ellos para compartir un gusto sexual, otras para superar una ruptura, unas más para completar una relación seria que se ha tornado aburrida, algunas otras para no estar solas, pero tampoco excesivamente acompañadas. Opciones sobran.

¿Por qué funcionan tan bien los amigos con derecho? Porque hay un acuerdo entre ambas partes, y simplermente te ves para las cosas buenas, para besarte, para consentirte, para acariciarte y lo malo queda excluido. Nunca hay malos momentos con ellos ni peleas, ni tedio.

Es muy cómodo porque no estas al 100% sola, tienes a alguién para divertirte y platicar. Es una compañia que no te hace perder el tiempo, ni te distrae de asuntos que para ti, en ese momento son más importantes, esto es suficiente.

Ser soltera tiene otros significados para las mujeres que valoran demasiado su libertad, que están descubriendo sus gustos, sus costumbres y sus manías, ajustarse a otros hábitos puede resultar complicadísimo. Tiene lógica, la vida entre dos es una negociación permanente, y la vida independiente es una dessición casi siempre única.

La liberación femenina a partir de los años 60 y 70, estableció que las mujeres no solo eran objetos de deseo, si no también sujetos deseantes y por lo tanto, peden generar diferentes situaciones de atracción de acuerdo a sus necesidades.

Las costumbres culturales dicen que los hombres son los que generalmente planean el tener relaciones no comprometidas, más cómodas, pero eso solo es un estereotipo ya que hay muchas mujeres que no tienen ni el tiempo ni el deseo de involucrarse en una relación formal.

Aunque los amigos con derecho existen desde hace tiempo, ahora se han hecho más visibles porque los esquemas clásicos de la pareja han cambiado. Ya no tenemos un compañero para toda la vida, podemos tener varios y con un grado de compromiso distinto. Hay muchas posibilidades.

AMIGOBIOS EN LA CAMA:

¿El sexo es mejor con los amigos con derecho? La expertas dicen que, en realidad depende de cada pareja, pero aclaran que con ellos aumentan las posibilidades de conseguir un placer más osado y aventurero que en una relación formal.

Algunas mujeres piensan que las parejas convencionales siempre hacen lo mismo en la cama, muchas veces, les da verguenza perdirle o proponerle asu compañero ciertas prácticas. Mientras que son los amantes esporádicos generalemente no presenta mayor importancia.

Hay una explicación para esto, imagina que tienes una pareja a la que le lavas la ropa, la atiendes y no siempre llegas de buenas o no te presta la atención suficiente. Igual tu, ahora piensa que sobre todo esto tienes que construir una sexualidad amigable, aventurera, y placentera. Pues por supuesto que es más difícil que en una relación en la que solo vez a la persona cuando te da la gana.

Contrario a esto, claro que muchas mujeres y hombres creen que solo una pareja establecida puede generar la confianza para experimentar todos los placeres.

¿SEGURA O INSEGURA?

Tener amigos con derechos puede ser un síntoma de seguridad, depende de cada mujer. La expertas argumentan que los amigos con derecho son más comunes en EUA, Europa, que en Latinoamérica. En los países latinos las mujeres aún no pueden tener una completa libertad sexual por eso recurren a los amigovios, la estigmatización va a seguir por muchos años. Aquí la gente piensa que las mujeres que tenemos muchas relaciones sexuales con distintos hombres somos una especie de prostitutas. Como no creo que eso vaya a cambiar, prefiero darle algunos derechos a ciertos amigos en quienes puedo confiar para estos asuntos sexuales. De alguna manera las mujeres hemos entendido que a veces, no podemos tenerlo todo, y eso no ha llevado a establecer nuestras prioridades, en este caso los amigos con derechos son un síntoma de seguridad. Cierta gente cree que así se vacuna contra el sufrimiento, la verdad es que los sentimientos son bastante menos controlables de lo que pensamos, entonces muchas veces decimos, somos amigos con derecho, cada quien es libre de hacer lo que quiera, pero cuando alguno decide salir con la otra persona a veces hay dolor por que te involucraste más de lo planeado. No siempre puedes controlarlo.

Tener una pareja es una elección, no una obligación. Y los amigos con derecho pueden convertirse en diversiones sanas y reponsables cuando son producto de una preferencia, no de una necesidad o una vía de escape. Lo importante es elegir una pareja, cualquiera que ésta sea, un amigo con derechos, un novio, un esposo. Porque al final, si tu no puedes elegir quien toca tu cuerpo. ¿Entonces que puedes elegir?