Cómo conseguir que tu pareja ceda

29 09 2011

Ser pareja no significa estar de acuerdo en todo. Aunque no lo parezca, siempre estamos negociando para conseguir lo que queremos. Con estas tácticas, ¡te saldrás con la tuya!

Esto no es un decálogo para que aprendas a manejarlo a tu antojo, pero todos sabemos que siempre hay uno que lleva la voz cantante mientras el otro sigue la corriente. No te dejes engatusar y hazte oír. Lo normal es ceder en ciertas ocasiones, pero seguro que hay cosas a las que no querrás renunciar, ¿verdad? De otro modo, la relación estará abocada al fracaso porque antes o después descubrirás que no eres feliz.

Ser positivo y mostrar seguridad. Quererse a uno mismo y creer en nuestras capacidades es un seguro de vida. Valorarse, estar a gusto con nosotros mismos, y también, con nuestro físico es primordial para poder llevar a cabo el arte de seducir. Alguien apagado, con poca fuerza puede que no atraiga a otras personas. Por lo tanto, lo primero es creer y quererte a ti mismo.

Elegir bien el momento. Antes de pedirle nada, asegúrate de crear el ambiente adecuado. Nada de abordarle según entre por la puerta, ni interrumpir. Es importante que los dos esten tranquilos y relajados. Cuando no haya estrés ni otras cosas por hacer, así estará más receptivo a escucharte. Intenta que sea en un lugar diferente, durante una conversación sin importancia y díselo de manera natural, camuflado en la conversación, como si estuvieras hablando del tiempo o de cualquier otra cosa.

Con tacto y sin miedo. Las mujeres suelen poner en juego todas sus armas de seducción cuando quieren algo de su pareja y casi siempre tiran de sus encantos y su sexualidad. Pero la palabra es una de las armas de seducción más poderosa. Eso sí, es más importante el cómo se dice que el contenido en sí. La posibilidad de que nos diga que no puede hacernos vacilar, pero debemos tener claro lo que queremos decir y expresarlo claramente sin dar vueltas. Eso sí, mejor con palabras dulces y un tono suave; debes evitar ser brusca y demasiado directa.

No es por mí, es por nosotros. A la hora de pedir es un gran error enfocarse solo en tus necesidades. Es una postura egoísta e infantil. Si estás pensando en introducir un cambio en vuestras vidas que sea por el bien de los dos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: