Leyes Inmutables

27 03 2010

No son clichés ni lugares comunes ni siquiera hábitos recurrentes: son eventos inscritos permanentemente en el código genético de los medios. Sin estas reglas universales, el mundo como lo conocemos dejaría de existir.

  1. En todas las fotos que le toman a Ricky Martín sale con la boca abierta.
  2. Cuando se van a corte, todos los lectores de noticias escriben algo en unas hojas de papel que tienen sobre el escritorio. O, en su defecto, las ordenan  bajo ninguna reglas específica.
  3. En Chabelo, uno de cada cinco niños  participantes se llama Edgar. Y cuando le preguntan su nombre, grita “¡Edgar!” con un leve resoplido. Lo curioso  es que una de cada cinco personas  que conoces no se llama así, por lo que cabe preguntarse, ¿dónde se esconden los Edgares de este mundo cuando no salen en Chabelo?
  4. En todas las bodas suena una canción de Frank SÍnatra mientras los comensales cenan.
  5. Todas las referencias a Arnold Schwarzenegger como gobernador de California se anteceden con la referencia  de que era estrella de cine, como  si ya se nos hubiera olvidado.
  6. En todos los episodios de MTV Críbs donde visitan la casa de un rapero,  en ella encontraremos:  a) Un póster de Scarface, y  b) Una toma del rapero en cuestión tendido  sobre la cama de su habitación y diciendo  “aquí es donde se hace magia todas las noches”.
  7. Todos los interventores de  Gobernación asienten ligeramente  con la cabeza cuando la cámara los enfoca y se  hace referencia a su presencia en el programa de TV.
  8. Cada vez que una actriz se desnuda  ante la cámara, afirma que accedió porque se  trata de un desnudo “justificado”  “artístico” o “de muy buen gusto”. En apariencia, los desnudos “gratuitos” “por motivos mercantiles” y “barateros” no existen. Por desgracia, ya que son los que a todos nos llaman la atención.
  9. Como músico, si te pega una canción  “con coreografía” es el fin de tu carrera. ¿Qué otros éxitos han tenido las Ketchup, Los Del Río, Caballo  Dorado y los responsables, digo, los  culpables de El baile de los pajaritos
  10. La gata de mi vecino tuvo gatitos.  Esto no viene al caso con esta columna, pero está desesperado por colocar la carnada con una familia responsable. Interesados, escribir a mi e-mail.
  11. Cuando se promueve una película como “la comedia romántica del año”, suele ser un churro cursi infumable.
  12. Para los artistas musicales, su último disco siempre es el mejor de sus carreras.
  13. Siempre que se avecina una serie de penales en un juego de fútbol, los cronistas hacen alusión a que son “un volado” y “cualquiera puede ganar” en ellos. De acuerdo con esta lógica, un equipo formado por ti y tus vecinos tiene 50% de probabilidades de  vencer al Real Madrid en tiros libres.
  14. En las películas, el auto nunca arranca a la primera cuando es  necesario escapar de un peligro inminente.
  15. En el universo del cine  porno, todos los miembros del sector  servicios (secres, plomeros, meseras, lava alfombras, chachas, pintores…)  son atractivísimos y expertos amantes. ¡Ah, y todas las mujeres se masturban al tomar un baño! (Curiosamente, en la vida real es exactamente lo opuesto).




Amarte Duele

27 03 2010

Si tan sólo estuvieras aquí amor,sabrías que anoche te soñé,

podrías tocar lo caliente de mi mundo cuando estoy pensando en ti.

Siempre estoy pensando en ti; sólo te ofrezco mi mundo,

sólo te ofrezco este amor que no sabe de razones ni condiciones.


Tu espacio, tu boca, tu cuerpo, todo…

quiero más de ti aunque amarte duela, aunque amarte sea renunciar a todo.

Enrédame en tu pelo tómame en tus brazos, ven…

susúrrame un cuento al oído que me haga estremecer.


Eres mi todo, eres mi amor y aquí tú tienes un lugar

y sí puedo decirte que te quiero… de aquí a mi eternidad.

¿Por qué huyes de este amor? ¿Por qué no quieres venir?

Déjame pintarte, juguemos con mis besos, besar tu alma con mi esencia,

mañana no es hoy, hoy no existe, mañana no existe sin ti.


Ven a mí, caminemos de la mano, ya no puedo más;

peleo contra mí y adoro lo que tú eres en mí.

Por más que intento no puedo llevarte al mundo irreal lleno de maravillas,

no puedo arrancarte de mi… eres mi vida, eres mi sueño,

eres mi inspiración, eres la música de mi vida.





Psicología del Mexicano

13 03 2010

Mirémonos cara a cara. Somos una mezcla de tres ingredientes: el factor indígena, el factor hispano-cristiano y recientemente el factor anglosajón, no obstante el mexicano como ser netamente puro, es imposible verlo y siquiera pensarlo, pues por muy cuidada que se tenga la concepción de la casta es imposible la concepción del mexicano como ser que de forma análoga a la de la naturaleza que nace, crece, llega a la plenitud, decae y muere, dado a la concepción del mundo y la civilización actualmente la observamos con tres salientes y no hay manera de que exista una correlación entre estas tres, pues son términos netamente opuesto.

Más allá de esto nuestra raíz el factor indígena que si bien lo podríamos representar por el majestuoso imperio azteca, bien conocido por todos aquellos que nos consideramos si bien un poquito patriotas los recordaremos en su forma de percepción , teníamos hombres de una cosmovisión cíclica  y apocalíptica. Con una percepción del mundo subjetiva y fatalista. Más allá nuestra vida, nuestra felicidad. Habíamos descubierto la dicha; sabíamos el sendero que conduce a ella, si bien la época cósmica del Quinto Sol; y muchos de estos pensaban en el retorno de Quetzalcoatl, el dios que prometió regresar por el oriente.

En cuanto al hombre, creían que había sido creado para servirle a los Dioses, pero fuimos lo bastante forzados; no tuvimos en cuenta a nosotros mismos, a nuestro origen a nuestra raza, pero, durante mucho tiempo, no supimos qué hacer de nuestra bravura. Nos tornamos sombríos, y nos llamaban fatalistas. Nuestra fatalidad era la plenitud, la tensión, la abundancia de fuerzas. Teníamos sed de relámpagos y de actos; permanecíamos muy lejos de la dicha de los débiles, muy lejos de la resignación. Nuestra atmósfera estaba cargada de tempestad; nuestra naturaleza se obscurecía, porque no teníamos camino. He aquí la fórmula de nuestra felicidad: uno sí, uno no, una línea recta, una meta. El español estaba cerca.

El componente hispano. Debe subrayarse una coincidencia casi espectacular para los españoles el año de 1492, terminaban con la reconquista sobre los moros y 1492 el descubrimiento de América y el comienza  la colonización.

Una colonización que vino desde dos puntos diferentes por un lado, soldados audaces y aventureros, gente ruda, ambiciosa; y por el otro lado frailes misioneros: las más de las veces, gente servicial, pero cerrados en sus dogmas y por carácter débiles y apocados, no ante los indios sino ante la milicia real española y si bien algo tenían en común tanto los frailes como los soldados los movían las mismas motivaciones: El poder, la aventura, las riquezas, la explotación.

Y si bien estos eran sus motivaciones al indígena no lo consideraban poca más que la materia prima para realizar sus ambiciosos planes. Y como todo movimiento precede una filosofía  actuaban con su filosofía pragmática de “A Dios rogando y con el mazo dando” . Cabe recalcar que si bien con este pensamiento al mexicano no se respetaba y mucho menos se le hacia notar en una sociedad donde el blanco era la autoridad, y no se lo podía refutar pues le podría ir muy mal, y este es un trauma que persiste hasta el México actual si bien de manera subjetiva pero basta con ver la televisión mexicana y no es necesario ser un sabio para darse cuenta que todas las imágenes que hay se manejan son personas blancas y al mexicano común moreno como lo es en realidad es muy raro verlo siquiera en un comercial, mucho menos en un programa en cadena nacional.

Muy duro fue para ese nuevo mexicano el conflicto de identidades y lealtades. Pero tenia que triunfar algún día el elemento más fuerte; y el indio cristianizado y el mestiza se vieron orillados a buscar en la fe católica un sitio en el cosmos.

Si bien el mexicano a caminado un largo camino hasta el día de hoy, uno de las cosas más significativas que hemos realizado es la independencia si bien es algo de admiración es muy chistoso recordar que la independencia empezó por unos mestizos y fue terminada por unos españoles con excepción de Vicente Guerreo, deberás es curioso nuestro país. Pero a penas habían pasado 26 años de nuestra independencia OH gran desfortunio nos mutilan más de la mitad de nuestro territorio. Mutilación que en la psicología del pueblo se ve como una maldita castración. Y los causantes nuestros vecinos del norte, los mismos que hoy tan solícitos a nuestro bienestar.

Y para luego viene la reforma  una gran pared del mexicano que ni es indio y tampoco quieres ser español y con la gran confusión de ser¿ enemigo de mi religión? o ¿enemigo de mi estado?

Y sigue la aventura de Maximiliano de Habsburgo, que llego con todas las bendiciones papales. Y el conflicto de fidelidades se vuelve extremo hasta su paroxismo.

La revolución de 1910, el rencuentro con nuestra raíz, esa necesidad de justicia, democracia y libertad inspiro a mexicanos de todas las clases y castas a unirse por un solo sueño un México libre y justo.

Pero al ir corriendo los decenios del siglo XX ha sufrido una nueva conquista: el neocolonialismo  del poderoso vecino del norte, que nos ha invadido con sus poderosas transnacionales , su moda su lenguaje y su american way of life. Creándonos actitudes de admiración y de coraje, de envidia y de rabia. Llevándonos a momentos de no saber ni quien somos, ni adonde vamos, ni donde estamos, y esto ha ocasionado problemas sociales tales como los del 2 de octubre del 68, en el cual un movimiento netamente nacionalista y de superación nacional, se ve reprimido por nuestro propio gobierno, por miedo a represarías de el vecino del norte.

Donde te dormiste México para permitir tan deprimente status e ir perdiendo lentamente lo poco que nos queda de nuestro origen.





El Ku klux klan Mexicano

13 03 2010

Hagamos a un lado nuestra hipocresía: los mexicanos somos racistas. Una indígena, por muy millonaria que sea, no tiene «nada qué hacer» junto a una rubia despampanante a la hora de entrar a un restaurante de lujo; un mestizo con rasgos indígenas está en franca desventaja, si desea emplearse, frente a un güerito de clase alta. La igualdad humana debe empezar por algo tan elemental como el color de la piel…

Estamos en la escuela; uno de nosotros abre el periódico. Oferta de trabajo: «Se requiere buena presentación». Sincronizados por la malicia exclamamos: «o sea, ser guërito y guapo». Los mexicanos somos hipócritas: en nuestro país, racismo y clasismo se funden.

En 1992 se publicó el artículo ¿Is Mexico Blond? A juzgar por la TV y las revistas, México es escandinavo, nuestro ideal de belleza es europeo, lástima: el 80% de los mexicanos somos mestizos y un 10% indígena… Los «petacones», morenos, chatos y chaparros sólo tienen oportunidades televisivas como sirvientas, mozos, ladrones, si acaso, damas de compañía de la niña rica.

MÉXICO, RACISTA

Los mexicanos «típicos» aparecen en los anuncios de planificación familiar. El estudiante de cierta universidad del sur del país despreció a un catedrático con el argumento «Fulanito de tal es muy erudito, acomplejado por ser indio». Un vistazo a la entrada de una discoteca de moda. La cadena: «filtro de impurezas». Rápidamente pasan los hijos de funcionarios y los chicos bien. La ambigua palabra «naco» suele significar, entre la burguesía, no-caucásico.

México, hipócrita, es de facto racista. Sólo la izquierda, Monsivaís y Guadalupe Loaeza se atrevían a mencionar el tabú. Nuestro país siempre se ha ufanado por su «mestizaje». Pero hay de mestizajes a mestizajes. Paulatinamente se comienza a hablar abiertamente del tema. Ahí están las pasadas jornadas contra el racismo.

EN TODOS LADOS SE CUECEN HABAS

El racismo es «espontáneo»; se presenta en toda época y lugar. Los seres humanos tememos a lo diferente. Los rubios dorios despreciaban a los «ilotas», naturales de Grecia. En África, los tutsis discriminan a los hutus. En las caricaturas japonesas los personajes tienen ojos redondos (típicamente asiáticos). La discriminación es la resistencia a convivir en pie de igualdad con otros; sus rasgos culturales, religiosos y sobre todo raciales son distintos. Respuesta del individuo inseguro, sin méritos. Trata de valer por su color de piel, su apellido, o su religión.

México no exterminó a los nativos ni los confinó a las reservaciones como nuestros vecinos del norte. Desafortunadamente tampoco creamos una sociedad igualitaria. El mestizo —lo advirtió Paz— fue generalmente hijo de la violencia, el «segundo frente». Los vástagos no participaron de las grandes riquezas y su educación fue deficiente. Por el contrario, podríamos nombrar familias de empresarios poseedoras de títulos nobiliarios, cuyas fortunas arrancan de mercedes reales. El racismo mexicano es clasista. Ser moreno equivale a ser clase mediero. Durante mucho tiempo el único camino para subir en la escala social era el ejercicio político. Valgan los ejemplos de Don Benito, Don Porfirio y Díaz Ordaz.

PRIMERO: ACEPTAR QUE EXISTE

En los años 50, los negros norteamericanos no podían orinar en los mismos mingitorios que los blancos. Luther King. luchó por los derechos civiles y por erradicar legalmente la segregación racial. Finalmente, los negros ganaron el derecho de sentarse junto a un blanco en el autobús. La discriminación racial persiste en EUA. Caso real: dos recién casados querían comprar una casa. Encontraron una residencia amplia y barata. Desconfiaron. Alguien les explicó: «Está devaluada porque hay negros al lado».

No obstante, los norteamericanos reconocieron abiertamente el problema. Aunque el peso de la historia no se elimina con una sesión del congreso, están intentando resolverlo. 1) En EUA cabe demandar por discriminación racial; 2) algunos programas de TV presentan grupos sociales integrados por negros, blancos y latinos, 3) existen «cuotas de minorías»; un mínimo de chicanos, de negros y de mujeres.

¿Eres racista? «¡No! El autor es un naco ardido». ¿Para qué engañarnos? Detrás de tanta violencia hay corrupción, pobreza, maldad e impunidad. Pero hay otro ingrediente: resentimiento racial. Primer paso para superar el racismo: la sinceridad. «No existe más que una raza, la raza de los hijos de Dios”, decía Escrivá de Balaguer. ¿Actúas en consecuencia con tu sirvienta o con tus obreros?





Desfallezco

13 03 2010

Esperar lo que esperamos,
lo que esperas tú, más que yo.
Simplemente te acompaño
para conservar la paciencia,

aunque a veces me incomodo
me entristezco y me critico,
me reprocho y me limito.

Mientras tú, ¡apresurada!
esperas insaciable el tiempo,
comprendes complacida el rumbo
que ha de sellar el camino.
Ponemos en medio océanos
de lágrimas tristes; de olvidos.

Quiero finalizar estos días
brindando honor a los lamentos;
invocando clemencia al tiempo,
a ese dios que castiga momentos
por creer demasiado en mi mismo
y entregar mi corazón al infierno.

Al infierno de una maldita
que espera apresurada su vuelo
para ir tras lo que realmente admira
ese amor que soñó desde niña.

Impotente desfallece mi cuerpo
mientras las lágrimas cubren mi cara,
miro al cielo el horizonte maligno,
el gris oscuro penetra en mis ojos
mientras un rayo retumba al oído.